Encierros Emocionales

"No pienso en toda la desgracia sino en toda la belleza que aun permanece."

Anne Frank



Hay momentos en los que paseamos por demasiado tiempo por el "Mall de la Desesperanza"; ese lugar donde las tiendas del dolor, del sufrimiento, de la sensación de abandono, de desprecio, del coraje, del resentimiento, de la desvalorización, de la autocompasión, de la desconexión, de la incredulidad, de la inseguridad y algunas otras continuan expandiendo su territorio y ofreciendo variedad de distracciones, con el fin de dejarnos en bancarrota emocional. La inversión de horas y el camino dando vueltas alrededor del "Mall de la Desesperanza", solo trae sentido de perdida y encierro emocional. Y por supuesto, quisiéramos que las circunstancias hubieran sido diferentes, pero, no lo fueron. Entonces, ¿qué hacemos?


Tenemos dos alternativas; [ ] Nos quedamos en el encierro emocional o [ ] decidimos salir de ese encierro que nos limita, nos levantamos, caminamos y abrimos la puerta hacia la libertad que está al otro lado. ¿Que cómo abres la puerta? La respuesta es PERDÓNATE, Perdona a otros, y Pide Perdón. El perdón es la llave que abre la puerta del encierro emocional, te libera del peso de la culpa y del dolor que no te corresponde llevar. Muchas veces nuestros traumas o quebrantamientos, son producto del pecado de otro. Basta ya de cargar culpas ajenas. Otras veces, nuestros encierros emocionales son producto de decisiones equivocadas y esas, muy a pesar nuestro, traen consecuencias con las que tenemos que accionar y trabajar.. Somos humanos y como tal, cometemos errores y tenemos permiso para equivocarnos. Lo importante es reconocer el error, levantarnos y enfrentar las consecuencias con valentía. Recuerda que sentir, es una acción llena de valentía; razonar sobre lo que sientes y manejarlo con sabiduría es una decisión que te corresponde solo a ti y tomarla ayudará a que tus experiencias tomen un giro trascendental en tu vida. ¡Levántate, Camina y Decide ser feliz hoy!


¡Te invito a pasear por el Mall de TODO incluido de Dios! Las tiendas del amor, de la alegría, de la sanidad, de La Paz, de la confianza, del valor, de la justicia, de la certeza, de la capacidad de perdonar, de la seguridad y de la misericordia renuevan sus inventarios cada día, para satisfacer la necesidad de nuestro espíritu en Cristo Jesús. Es el único lugar donde los absolutos de SIEMPRE y TODO son ciertísimos y lo más importante es que ya Jesús pagó el precio para que puedas presentarte y alcanzar la bendición de la vida eterna. ¡Te aseguro que conseguirás abastos de plenitud en todo!

Tomado del libro Mendigando Amor ¡Un testimonio de Libertad! C.6 - P 44-50

www.amazon.com/author/lillianmagallie




Hoy es el comienzo de un nuevo día! Perdónate, perdona, Ámate y ama, sonríe, vive y permítele a Dios establecer su orden en su vida. Entrégale a Él tus cargas y no regreses a tomarlas. Decide hoy ser feliz, pues el mañana no está garantizado. ¡Haz que cada día cuente para ti y para alguien más! ¡No olvides que Dios no te olvida!

"Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse." Romanos 8:18

La armonía entre la emoción y la razón sería casi imposible si nos centramos en vivir solo una de ellas. Alfred Adler - Psicoanalista austriaco



1 visualización0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo